Monólogos

Monólogos de humor y motivación

Las cosas no pasan hasta que se hacen. Hasta que hacemos que suceda. Porque lo hacemos nosotros. Un reto con uno mismo puede ser una gran fuente de inspiración, experiencias y crecimiento personal. En mi caso, un reto contra mi memoria (1:30 horas de monólogo), contra mi fuerza de voluntad, mi tiempo disponible y mi inexperiencia interpretando o escribiendo en este formato de humor. Si yo he conseguido hacer esto, por favor, plantéate qué hay por ahí aún que no hayas hecho por miedo, falta voluntad o tiempo y ve a por ello, ¡y no te quejes!

Y de ahí nació este monólogo, cuyo preestreno en Sevilla fue maravilloso. Algo reconfortante. Próximamente voy a interpretarlo en Madrid, espero verte. Te dejo un pequeño resumen en imágenes y vídeo, espero que te guste.

¡Avísame para el próximo monólogo!